Hablaba ayer con una amiga interesada por las representaciones de las mujeres en los medios de comunicación. Ella señalaba la frecuencia con la que aparecen desnudos o actitudes sexis cuando se introduce el nombre de una mujer en google buscando imágenes, a diferencia de la escasez de imágenes de cuerpos desnudos cuando se introduce el nombre de un hombre.
Abundancia de imágenes de cuerpos desnudos para ser consumidas por un espectador… ¿hombre? ¿Imágenes de la sociedad patriarcal que cosifica los cuerpos femeninos convirtiéndolos en mercancía visual para ser devorada? Puede ser… Pero me interesa cómo ellas con sus cámaras se realizan fotografías a sí mismas y se autorretratan redefiniendo su concepto de erotismo.
En I shot myself las imágenes son diversas. Me gustan menos las que se acercan al porno de costumbre (encontramos primeros planos de vaginas con objetos penetrándolas). Las más bonitas, en mi opinión, son primeros planos de sus rostros disfrutando, o desnudos donde se juega con la imagen reflejada del espejo e imágenes donde está presente la cámara y la autora desvelando la ficción de la escena. El porno de siempre no nos tiene acostumbradas a que ellas se apropien del desdoblamiento del espejo, de la visión de la cámara y lo compartan con nosotras. Más que analizarlas, estas imágens son para disfrutarlas…
 
Abbywinters propone desnudos de modelos amateurs de 18-23 años, en actitudes espontáneas o poses elegidas por las chicas. Mujeres que disfrutan con lo que están haciendo, y que en ocasiones lo hacen por primera vez. Los vídeos son tomados por ex-modelos, mujeres, donde se crea un ambiente íntimo que permite que las chicas se expresen con tranquilidad. Podríamos objetar que existe cierto riesgo omnipresente en los ojos del que mira las imágenes. Retratar estas mujeres tan jóvenes (algunas parecen adolescentes) pudiera suscitar simpatía por chicas demasiado jóvenes o niñas… Además podríamos decir que retratar la sexualidad tan sólo de jóvenes, alimenta cierto morbo de la pérdida de la inocencia de la virginidad o contribuye al mito de que la sexualidad es sólo territorio juvenil. Echamos de menos mujeres de todas las edades, si bien la edad de estas chicas nos quiere hablar del momento del despertar del deseo, de la necesidad de gustar, gustarse y vivir su sexualidad de forma personal.

I feel myself es una página web dedicada a recoger representaciones del orgasmo de mujeres. La mayoría son vídeos de mujeres masturbándose; mujeres que se dan placer y quieren grabarlo para los demás. Me parece divertido!

Anuncios