“Mujeres vestidas en su mayoría de blanco, sin zapatos y rapadas. Viejecitas encorvadas con los ojos cubiertos por cataratas, pero también jóvenes, en algunos casos con hijos. Su marido murió, y con él perdieron su lugar en la sociedad. Se refugian y deambulan por esta ciudad, al norte de India, una de las más sagradas porque aquí creció el juguetón dios Krishna”.

“Las viudas son de mal augurio en India. A veces se dice que son la causa de la muerte del marido. Según el Código de Manu, una de las escrituras sagradas más antiguas, una mujer no será nunca independiente. “Una viuda debe sufrir mucho antes de morir, debe ser pura en cuerpo, pensamiento y alma”, dice el texto. El Skanda Purana va más allá: “Un hombre sabio debe evitar a las viudas, aún sus bendiciones, como si fuera el veneno de una serpiente”.

El vertedero de las viudas. El País.

Algunas de estas mujeres viven de la caridad y la mendicidad. Algunas entidades como Guild of Service ha creado una casa donde las cooperantes vivien y trabajan con estas mujeres marginadas y sus hijos.

Widows of India:

“Widowhood is considered still considered a curse and family support is missing at times. But the humiliation of facing a barber for tonsuring the head belongs to history. It goes to the credit of widowed women that they face life bravely and try to be cheerful believing in fate or  the karma theory. They tried to lead a pious and austere life presently to earn auspicious existence in next birth”.

Women of India

Anuncios