You are currently browsing the category archive for the ‘mujeres en el mundo’ category.

“Mujeres vestidas en su mayoría de blanco, sin zapatos y rapadas. Viejecitas encorvadas con los ojos cubiertos por cataratas, pero también jóvenes, en algunos casos con hijos. Su marido murió, y con él perdieron su lugar en la sociedad. Se refugian y deambulan por esta ciudad, al norte de India, una de las más sagradas porque aquí creció el juguetón dios Krishna”.

“Las viudas son de mal augurio en India. A veces se dice que son la causa de la muerte del marido. Según el Código de Manu, una de las escrituras sagradas más antiguas, una mujer no será nunca independiente. “Una viuda debe sufrir mucho antes de morir, debe ser pura en cuerpo, pensamiento y alma”, dice el texto. El Skanda Purana va más allá: “Un hombre sabio debe evitar a las viudas, aún sus bendiciones, como si fuera el veneno de una serpiente”.

El vertedero de las viudas. El País.

Algunas de estas mujeres viven de la caridad y la mendicidad. Algunas entidades como Guild of Service ha creado una casa donde las cooperantes vivien y trabajan con estas mujeres marginadas y sus hijos.

Widows of India:

“Widowhood is considered still considered a curse and family support is missing at times. But the humiliation of facing a barber for tonsuring the head belongs to history. It goes to the credit of widowed women that they face life bravely and try to be cheerful believing in fate or  the karma theory. They tried to lead a pious and austere life presently to earn auspicious existence in next birth”.

Women of India

Anuncios

Un corto de Guillermo Ríos Bordó.

 

 

La visión de Herbert Sauper es confiramda por Margaret Nakato, líder de la Aociación de Mujeres Pescadoras para el desarrollo de Katosi, Uganda. En esta entrevista (castellano), Margaret habla del trabajo que está llevando a cabo: propone fomentar un comercio más justo que garantice a los pescadores ingresos dignos y un mayor protagonismo en la gestión. Además, los pescadores se plantean la posibilidad de boicotear la pesca de la perca del Nilo dada su incidencia destructiva en el ecosistema del lago. La asociación alenta a las mujeres a emprender actividades de formación y actividades comerciales agrícolas, ganaderas y artesanales. Para ello dice necesitar la asistencia y financiación de la Unión Europea.

 L’ougandaise Margareth Nakato à Brest ou le rêve de rapports équitables entre le Nord et le Sud

Aviso:

La palabra obispa no está en el diccionario.

Uniéndome al libre albedrío que proponía nuestra ministra de igualdad en cuanto a la utilización del masculino y el femenino, nos alegramos de que pueda haber “obispas” en Inglaterra. En cuanto una institución acepta la participación de mujeres en un campo excluido para ellas, se incluye la palabra en femenino sin problema en los medios de comunicación, (“los anglicanos evitan un cisma por las obispas“, El País). Otra cosa es que la ministra de igualdad diga “miembras” por la cara… Observamos que el lenguaje sólo cambia auspiciado por las decisiones institucionales…Triste.

Claro que la resistencia de los obisporros ante las obispas es patente y muchos amenazan con emigrar de las colmenas que tan privilegiadamente les mantenía en exclusividad… Pues que se vayan! Lo difícil será que realmente alguna mujer sea ordenada obispa por los obisporros poderosos… Y en cuanto al problema de las relaciones con el vaticano… Es hora de que la iglesia cristiana apostólica romana despierte al mundo actual.

“El cajetín de la lengua. Arquitectas, ingenieras, ministras, obispas, toreras…” Soledad Andrés Castellanos, Universidad Complutense de Madrid.

Hasta ahora, la violación no había sido reconocida como una cuestión de seguridad nacional por la ONU. Por fin, un acto de abuso de fuerza tiene el estatus político que merece: “acto abominable y especialmente perverso, que persigue aterrorizar a la población y con ello impide la paz”.

Nos alegramos de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas haya votado unánimemente a favor de considerar la violación como una “táctica de guerra”, que puede “exacerbar de manera significativa los conflictos armados e impedir el restablecimiento de la paz y la seguridad internacional”.

Fuente: El País.

La experiencia de asistir al segundo Festival Cines del Sur ha sido especialmente estimulante. He visto cinco películas durante esta semana, destaco dos: Au-delà de Gibraltar y Football under cover.

Au-delà de Gibraltar (2001), de Tylan Barman y Mourad Boucif, me gustó muchísimo por lo real de la historia. Karim que pasó los primeros cuatro años en Marruecos, viajó después con su padre en los años 70 a Bélgica en busca de trabajo y una vida mejor. A sus 26 años y ha obtenido un diploma de contable en Bélgica pero le resulta difícil encontrar trabajo. Karim se enamora de una chica belga pero su relación choca con lo que estaba previsto para él desde la tradición de su familia. Esta película muestra muy bien la presión a la que está sometida la generación hija de inmigrantes magrébíes en Europa, cómo chocan sus tradiciones con la sociedad en la que viven y cómo los jóvenes estallan en actos de delincuencia debido a la frustración que sienten al no conseguir ser aceptados por una sociedad que debería reconocerles como iguales.

Football under cover (2008), de David Assmann y Ayat Najafi, es un trabajo colectivo que ha logrado marcar un hito histórico en el futbol femenino internacional. El equipo de Berlín decide ir a jugar a Teherán contra el equipo nacional iraní, que nunca ha jugado contra otro equipo pero sueña con poder hacerlo. Las jugadoras del equipo de Berlín se embarcan en una aventura emocionante. La iniciativa surge de una conversación entre Marlene Assman (jugadora del equipo de Berlín) y Ayat Najafi en un festival de cine en Alemania. El largometraje nos acerca a la realidad social iraní donde las mujeres no pueden ser miradas en público al descubierto, y mucho menos practicando deporte. Ficha técnica.

Sorprende la energía y vitalidad de las mujeres en el estadio, cómo desbordan vida y desatan voces de rebelión y denuncia: “las mujeres sólo tenemos la mitad de los derechos en Irán”. Además, Niloofar Basir desprende tal entusiasmo y amor por el fútbol que consigue hacernos sonreír cuando se salta las normas y dice: “Yo hago siempre lo que quiero”.  

 

 (Ilustración: Marta Madrid)

 

“En la mayoría de las sociedades persisten mecanismos de control del cuerpo femenino, por ejemplo, el poder político, los discursos eclesiásticos y su interferencia con el Estado laico, las políticas macroeconómicas, la educación y cultura sexistas, las leyes, el lenguaje, la violencia machista, entre otras cosas. Mecanismos que en su conjunto obstaculizan el reconocimiento de derechos de las mujeres, impiden los cambios sociales hacia la equidad de género, interfieren la aprobación e implementación de políticas y de legislaciones favorables a las mujeres, y coartan las posturas de avanzada respecto de los derechos sexuales y reproductivos”.

28 de Mayo. Día Internacional de Acción por la Salud de la Mujer. Campaña por el Ejercicio de los Derechos Sexuales y los Derechos Reproductivos. Red de salud de las mujeres Latinoamericanas y del Caribe.

 

Además de las medidas políticas y sanitarias necesarias para mejorar la salud de las mujeres de todo el mundo, creo que cada persona puede implantar desde hoy políticas particulares de salud. Una gran medida para mejorar la salud  es descansar y bailar más! (Y si no puedes bailar, al menos podrás sonreir).

 Albita Rodriguez: Ta’ bueno ya (de trabajo, de castigo, de justicia, de ignorancia… Vamos a bailar!)

 

 

 

A veces lo que quieres decir ya lo ha dicho otra persona así que es mejor ceder la palabra. Ainhoa Valdearcos Usón está escribiendo un blog maravilloso: al reves world. Así que para no repetirnos: Las mujeres, las más pobres entre los pobres.

Desde el blog “Negra cubana tenía que ser” nos llega la historia del burro:

El burro de un campesino se cayó en un pozo. El animal lloró fuertemente por horas, mientras el campesino trataba de buscar algo que hacer. Finalmente, decidió que el burro ya estaba viejo y el pozo ya estaba seco y necesitaba ser tapado de todas formas; que realmente no valía la pena sacar al burro del pozo.

Invitó a todos sus vecinos para que vinieran a ayudarle. Cada uno agarró una pala y empezaron a echarle tierra al pozo. El burro se dio cuenta de lo que estaba pasando y lloró horriblemente. Luego, para sorpresa de todos, se aquietó después de unas cuantas paladas de tierra.

El campesino finalmente miró al fondo del pozo y se sorprendió de lo que vio… con cada palada de tierra, el burro estaba haciendo algo increíble: se sacudía la tierra y daba un paso encima de la tierra. Muy pronto todo el mundo vio sorprendido cómo el burro llegó hasta la boca del pozo, pasó por encima del borde y salió trotando.

“Nos han estado gobernando asesinos”… Resistir es aguantar las agresiones y las amenazas de las autoridades en la carne de los cuerpos que toman la palabra, se quejan y se coordinan para escucharse y gritar la injusticia social.

A los once años se marchó del pueblo inconforme con la vida que le esperaba a las mujeres según la tradición. Consiguió una beca para estudiar una carrera universitaria y ahora se propone hacerse alcaldesa de Santa María Quielogani. Entonces encontró la resistencia de la comunidad: “Ahí me di cuenta de que las mujeres somos como una pared blanca. Nadie se arriesga por nosotras, empezando por los maridos, los políticos y mucho menos las organizaciones. Somos una pared blanca en la que nadie se atreve a escribir. Yo me arriesgué y me estoy enfrentando a una cantidad inmensa de obstáculos que no sé cómo derribaré”.

 

Oaxaca es el único lugar del mundo en que la ley reconoce la elección por usos y costumbres. El código electoral de Oaxaca no prohíbe la participación de las mujeres, son las propias reglas de algunas comunidades las que lo prohíben. Los usos y costumbres son Derecho indígena. En los últimos años se han modificado muchas leyes abusivas con las mujeres que ya penalizan costumbres como el rapto de la mujer o la violación para obligarlas a casarse. La ley promueve la participación de las mujeres en los organismos políticos, pero la realidad es que la participación es ecasa.

 

Como si se escribiese la ley para estar acorde con los buenos modales internacionalmente aceptados pero con toda la resistencia vigente de la tradición y la costumbre.
-Bien…
“Elaborar imágenes es una actividad política, enmarcada de diversas formas en el sistema de producción, que genera plusvalías tanto en el terreno económico como en el terreno simbólico. Ya sea como transmisión de información… ya sea como representación del mundo o de la subjetividad del o de la artista, producir representación es un trabajo de acción comunicativa y simbólica donde los parámetros de clase, raza, género, opción sexual, etc… están activados al máximo nivel y, por ello, comporta marcos de censura y autocensura importante” y es una actividad de un gran valor (añado yo!)

 

“Al propio miedo y a la imposibilidad traducida en autocensura, se une el silenciamiento en la recepción, merced a las estrechas relaciones entre la producción, la distribución y el consumo, un círculo de difícil acceso y más compleja ruptura, que hace casi impensable la presencia de construcciones visuales no reproductivas, excepto cuando actúan como pequeñas incursiones «políticamente correctas» destinadas a producir una plusvalía simbólica muy concreta (una ilusión de conflicto falaz o de pluralidad aparente, por ejemplo) o cuando están a punto de ser asimiladas y convenientemente desactivadas –un proceso constante– por los códigos hegemónicos.”

“A las condiciones de precariedad propias de la industria cultural expuestas más arriba, las artistas debemos añadir la presión de un trabajo vocacional idealizado, en el que aplicamos el grado máximo de autoexplotación y que nos lleva a adoptar el trabajo como una forma de vida y nuestro propio cuerpo como un territorio más de nuestro «proyecto»: ningún esfuerzo es suficiente, nada es bastante por nuestra carrera (posponer o renunciar a la maternidad, no tener tiempo y/o espacio propio, no atender a nuestra familia, amigas/os o pareja, acumulando con ello una gran frustración que nace del choque entre nuestra educación para el cuidado y nuestro trabajo….). Nos convertimos en nuestra propia empresa y asumimos los límites de nuestras investigaciones sin explorar demasiado hasta qué punto responden a una censura autoimpuesta”.

“… creo que debemos seguir estando ahí, para generar (aún precariamente) otros ojos posibles (aunque no salgan nunca en la tele), diseñando estrategias siempre móviles (ya sabemos que la asimilación es permanente) y evidenciando las condiciones y los esfuerzos que han costado estas imágenes, pero también siendo conscientes de sus posibilidades de generar nuevas imágenes (en definitiva, de su capacidad de agencia política) para nosotras y para otras y para otros”.
Artículo completo: “Mamá quiero ser artista” en Precarias a la deriva.

Femme Maison (mujer casa) Louise Bourgeois, 1946-7.

Proverbio asirio:

Una casa sin dueño es como una mujer sin esposo.

Una casa sin dueño… ¿una casa abandonada? ¿una casa sin amor?

Louise Bourgeois convierte el tronco y cabeza del cuerpo en una casa. Nuestros afectos (pecho) y pensamientos (cabeza) hacen el lugar que habitamos (casa). Si el lugar que habitamos (cuerpo- afectos, pensamientos) está culturalmente designado a ser poseído por otro, se dificulta la tarea de hacer de él un lugar propio. ¿Qué es una casa sin dueño? ¿Una casa en venta, una casa abandonada o una casa a ocupar? Cuando no es posible hacerse dueña de la propia casa, cuando no se comprende el derecho de las mujeres de ser dueñas de sí mismas, el cuerpo sin amo se convierte en carne de prostitución, abandono-deshecho o carne a usurpar-violar.

La dificultad para tomar la responsabilidad y el poder sobre el espacio propio…

  

 

 

 

 

 

 

María Moreno reflexiona en “Qué se lee en un velo” sobre el peso de la religión en la política. Cuestiona la prohibición del uso del velo como señal religiosa y la interpretación paternalista por algunas feministas como señar de discriminación sexual.

 

Se puede concluir pensando que se trata de formas de leer e interpretar no sólo los textos sagrados sino las costumbres culturales de otros pueblos. Me pregunto si podemos legitimar políticas que prohiben el uso de una prenda basándonos en una interpretación occidental del uso de la misma. Me pregunto si es democrático imponer nuestra visión sobre una costumbre de mujeres con otra historia, otras creencias y otras motivaciones. Me pregunto si se ha aprobado esa ley pensando en estas mujeres o si se pretende disolver la diferencia y uniformarnos todos bajo el legendario lema de la igualdad.

Me ha capturado esta imagen desde enkidumagazine . Habla de la lucha de lesbianas árabes israelíes y palestinas pertenecientes a la asociación ASWAT. Muchas se ven obligadas a tener un doble vida: la de casadas y la vida secreta que les permite vivir su deseo.

El velo: ¿señal de fé y dignidad o señal de represión?
Nawal El Saadawi es una de las más conocidas feministas y disidentes políticas del mundo árabe. Su conciencia política la enfrenta al fundamentalismo religioso y al consumismo estadounidense. Según Nawal El Saadawi:

“El velo es un símbolo político y no tiene nada que ver con el Islam. No existe un solo versículo en el Corán que lo imponga de forma explícita. Mi padre, graduado por la Universidad de Al-Azhar [Principal Centro de Formación islámica en el Mundo Árabe, N.T.], nunca defendió el velo. Los que lo defienden utilizan a las mujeres como bazas en el juego político. Mucha gente es conciente de ello, pero el sistema educativo pone un velo en la mente”.

Una carga política que no deja de tener este vídeo… ¡Una voz americana a favor del velo! Desconcertante!

elpais.com
Dos mujeres contra el odio
Todas las tardes, dos mujeres mayores se sientan frente a frente en el salón de un piso del barrio de Amara de San Sebastián. Son vecinas y consuegras. Una de ellas le va dando con una cucharilla y mucha paciencia un yogur de café a la otra, enferma de Alzheimer. La primera es viuda de un comandante asesinado por ETA en 1977. La segunda es la madre del terrorista Iñaki de Juana Chaos.
Lo que une a estas dos mujeres, más allá de la familia o incluso de la fatalidad de una vida marcada por ETA, es el interés común, tácito, de que el odio no prolongue el trabajo de las pistolas. El País Vasco también está lleno de historias así. Madres de hijos que matan y mujeres de hombres que mueren tejiendo una red invisible de afecto imposible de fotografiar, indetectable para el radar de los telediarios.

Quizás las mujeres tienen más claro lo que realmente importa.

Cándido.

Hablaba ayer con una amiga interesada por las representaciones de las mujeres en los medios de comunicación. Ella señalaba la frecuencia con la que aparecen desnudos o actitudes sexis cuando se introduce el nombre de una mujer en google buscando imágenes, a diferencia de la escasez de imágenes de cuerpos desnudos cuando se introduce el nombre de un hombre.
Abundancia de imágenes de cuerpos desnudos para ser consumidas por un espectador… ¿hombre? ¿Imágenes de la sociedad patriarcal que cosifica los cuerpos femeninos convirtiéndolos en mercancía visual para ser devorada? Puede ser… Pero me interesa cómo ellas con sus cámaras se realizan fotografías a sí mismas y se autorretratan redefiniendo su concepto de erotismo.
En I shot myself las imágenes son diversas. Me gustan menos las que se acercan al porno de costumbre (encontramos primeros planos de vaginas con objetos penetrándolas). Las más bonitas, en mi opinión, son primeros planos de sus rostros disfrutando, o desnudos donde se juega con la imagen reflejada del espejo e imágenes donde está presente la cámara y la autora desvelando la ficción de la escena. El porno de siempre no nos tiene acostumbradas a que ellas se apropien del desdoblamiento del espejo, de la visión de la cámara y lo compartan con nosotras. Más que analizarlas, estas imágens son para disfrutarlas…
 
Abbywinters propone desnudos de modelos amateurs de 18-23 años, en actitudes espontáneas o poses elegidas por las chicas. Mujeres que disfrutan con lo que están haciendo, y que en ocasiones lo hacen por primera vez. Los vídeos son tomados por ex-modelos, mujeres, donde se crea un ambiente íntimo que permite que las chicas se expresen con tranquilidad. Podríamos objetar que existe cierto riesgo omnipresente en los ojos del que mira las imágenes. Retratar estas mujeres tan jóvenes (algunas parecen adolescentes) pudiera suscitar simpatía por chicas demasiado jóvenes o niñas… Además podríamos decir que retratar la sexualidad tan sólo de jóvenes, alimenta cierto morbo de la pérdida de la inocencia de la virginidad o contribuye al mito de que la sexualidad es sólo territorio juvenil. Echamos de menos mujeres de todas las edades, si bien la edad de estas chicas nos quiere hablar del momento del despertar del deseo, de la necesidad de gustar, gustarse y vivir su sexualidad de forma personal.

I feel myself es una página web dedicada a recoger representaciones del orgasmo de mujeres. La mayoría son vídeos de mujeres masturbándose; mujeres que se dan placer y quieren grabarlo para los demás. Me parece divertido!

Laura Borrás Castanyer es profesora en la Universitat de Barcelona. La he descubierto como editora del del libro “Escenografías del cuerpo”.
Laura ha escrito muchos artículos, pero me interesa este que habla del uso de internet por las mujeres: “Mujeres en internet. Un viaje a través de la red”. Pasando un poco de los estudios sociológicos que menciona sobre las mujeres (hemos sido más lentas en entrar en la red, y la usamos menos;la imagen de las mujeres en internet sigue reflejando los estereotipos sociales de siempre: madre, esposa, cocinera, amante y consumidora insaciable, el prototipo de internauta es…)
Me interesa más cuando habla de ciberfeminismo y de las posibilidades de internet:

“La posibilidad de construir un entorno distinto donde millones de mujeres trabajan para que la red no herede los mismos roles masculinos/femeninos del mundo real”.

“Superar las barreras tecnológivas y sociales para conseguir lugares propios de expresión”.

“Redes de unión y de afinidad para compartir ideas y experiencias”.

Y más allá de la bella utopía se acerca al cyborg de Haraway, que se introducirá en el segundo número de Cuerpos Rotos.

Y mis preguntas:
¿Os parece que la utilización de la tecnología es una forma de “liberalización de la mujer”? ¿Os parece que con estas iniciativas internautas evitamos convertimos en “instrumentos de las cúpulas patriarcales de poder y decisión”?